Motherhood

Anticonceptivos para madres lactantes: Z-CAN

Anticonceptivos para madres lactantes

bit.ly/AnteLaDudaPregunta08

“This is part of a sponsored collaboration with Z-CAN and DiMe Media. However, all opinions expressed are my own”.

     Son muchas las razones por la que una mujer o familia pueda decidir por qué posponer o evitar un embarazo. Sin lugar a dudas, una de esas razones puede ser la situación económica por la que atravesamos. ¿Les confieso algo? A mi me encantaría tener 4 hijos pero no me siento preparada para un segundo en estos momentos. Por eso decidí sacar una cita en el programa Z-CAN más cercano a mí. Aunque se que tendría el apoyo de mi esposo y familia, nosotros decidimos mejor posponerlo para un futuro muy cercano. Maia vino a nuestras vidas luego de que yo dejara de tomar anticonceptivos porque la clínica donde los buscaba cerró (oops). Lo mejor de todo es que Z-CAN también ofrece anticonceptivos para madres lactantes (como yo y que en un principio se me hizo difícil por conseguir) y estos son gratis.

¿Qué es Z-CAN?

Z-CAN es una red de doctores y especialistas médicos en Puerto Rico que proporcionan anticonceptivos gratis a las mujeres que deseen prevenir un embarazo durante el brote del Zika. No importa cual sea en realidad tu razón para prevenir un embarazo, puedes acercarte a un especialista del Z-CAN sin importar si tienes plan médico o no.

¿Cuáles anticonceptivos ofrecen?

A las mujeres que amamantan se les recomienda utilizar anticonceptivos sin estrógeno por lo que hace que nuestras opciones sean menos, pero el programa es para cualquier mujer que desee prevenir un embarazo.

Si amamantas a tu bebé al igual que yo, nuestras opciones son, por mencionar algunas: DIU, implante y las pastillas de sólo progestina. Yo me decidí por las pastillas pues mi intención no es prevenir un embarazo a largo plazo. La realidad es que soy muy olvidadiza y tendré que poner alarma en mi celular para recordar tomarme la pastilla. Si eres olvidadiza como yo, puedes escoger algún otro método que se te haga más fácil. Conoce otros métodos anticonceptivos disponibles aquí.

¿Dónde puedo conseguir una clínica Z-CAN?

En AnteLaDudaPregunta.org, podrás localizar todas las clínicas Z-CAN existentes, junto con su número de teléfono para hacer cita. De seguro encontrarás una muy cerca de ti.

El día de tu cita, tú eres quien escoge el anticonceptivo adecuado para tu estilo de vida. Visita el website AnteLaDudaPregunta.org para hacer una cita en una clínica participante. Lo mejor de todos es que además de escoger el anticonceptivo gratis en la clínica participante que escogas, el mismo día de la cita lo puedes obtener.

Existen más de 10 anticonceptivos completamente gratis a través del programa desde los “más complejos” como el DIU y los “más básicos” como el condón. Les recomiendo realmente que saquen una cita y se beneficien del programa. En mi clínica más cercana fue súper fácil sacar cita y el personal es un amor. 

Mi familia es lo más importante para mí y si tengo otro hijo quiero brindarle las mismas opciones que le facilité a mi hija en un comienzo. Para poder darle mejor calidad de vida y ofrecerle más tiempo de atención decidí mejor en darle un hermanito a Maia en otro momento. Pero creanme sé que ella amaria tener un hermanito o hermanita ahora. 

Visiten AnteLaDudaPregunta.org para detalles, ver las opciones que tienen y sacar una cita. 

xo,Yulissa

Denim Mommy Daughter Outfit

Denim mommy daughter Denim mommy daughter

Mom: Top: Rainbow c/o (similar) // Skirt: Rainbow c/o (similar) // Heels: JustFab // Bag: Steve Madden // Maia: Dress: Rainbow c/o // Sandals: Payless // 

Is no secret I love to do matching outfits with Maia. Who knew this could be so much fun! This is one of my favorite activities as a mom. Maybe once she grows up and see the pictures she could think they are kinda cheesy. But I will cherish these memories and pictures of us with matching outfits. Today I wanted to present you our denim mommy daughter outfit from this past Sunday.

Now, talking about my outfit. I’m in love with this ruffle top. Call me crazy but this outfit kind of remind me of Belle’s provincial outfit. Can you maybe see a slight similarity? And one tip for the moms out there. Maia’s dress isn’t really a dress is a top. Maia barely fit into 18 months old clothes and this one is 2T. I ordered thinking this should fit like a dress and I was right. This way her clothes will last longer because she will not outgrew it quick. And can we talk about her sneaking the out the photoshoot! 

Have a great weekend!

Porque ella es madre

porque ella es madre

No sé a cuántas les haya pasado, y estoy segura de que es algo que les pasa a muchas, pero, ¿alguna vez se han sentido como la peor madre del mundo? A mi me pasa muy a menudo. Mayormente cuando dejo a mi hija cuidando ( que sé que está en buenas manos), cuando se queda llorando porque me voy, cuando tengo que buscarla casi en la noche y todo esto porque estoy trabajando y estudio. Madre, tu más grande desafío es poder estar presente mientras cumples con tus sueños y a la vez provees lo mejor que puedas a tu bebé o hijos.

     La labor de una madre es ardua y muchas veces pasa desapercibida. Hacemos o intentamos hacer muchas tareas a la vez. Luego de regresar del trabajo o la Universidad nos esperan en casa un sin número de tareas. Porque un hijo no es un obstáculo para lograr nuestros sueños, sino un empuje extra. Porque ella es madre, tiene más motivos para salir adelante. 

     A menudo, el problema más grande que enfrenta una joven madre que de noche tiene que alimentar al bebé o atenderlo porque le están saliendo los dientes, es la fatiga. Las madres hacen más con menos descanso y dan más a los demás con menor recompensa. A veces nos podemos llegar a sentir malas madres porque no queremos levantarnos para poder seguir durmiendo. Porque ella es madre, tiene que cumplir con sus hijos.

     Nuestras grandes ojeras no provienen solamente de los cambios constantes de pañales y de ser el chofer de los niños, si no de algunas noches de vela haciendo evaluaciones y buscando con ansias alcanzar la capacidad de criar a esos hijos para que lleguen a ser personas de bien. A eso se le añade lo que las personas esperan de nosotras, lo cual nos puede agobiar aún más. Queremos lograr un ideal que nos hemos trazado y muchas veces la sociedad intenta trazar otro. Algunas madres condenan las que se quedan en casa a cuidar de sus hijos y otras condenan las que salen a trabajar. De todos maneras, ambas hacen una extraordinaria labor y le proveen a sus hijos de las maneras en que pueden. Porque ella es madre, da todo lo de ella para el bien de sus hijos.

     Nosotras somos guardianas del hogar y tenemos esas virtudes que son fundamental para el progreso de nuestros hijos. ¡Qué cosa tan maravillosa! Hemos dado vida y nutrido a nuestros hijos. Nada tiene en este mundo más valor que nuestros hijos. Muchas de ustedes se encuentran criando a sus hijos y nosotras queremos la mejor educación, más motivación y que ellos sean libres de hacer lo que deseen mientras hagan lo correcto.

     Sabemos que intentamos hacer muchas tareas a la vez y muchas veces lo logramos. Estamos a cargo de un hogar, trabajamos, estudiamos y nuestra labor no parece acabar. Pero, ¿por qué aún así algunas veces son sentimos malas madres? Puede ser que muchas veces somos duras con nosotras mismas o la sociedad quiere que hagamos las cosas de cierta manera. 

      Pongan su mejor esfuerzo durante esos atareados años, pero hagan lo que hagan, valoren esa función tan exclusivamente suya. Sepan que su esfuerzo valió, vale y para siempre valdrá la pena. Si por alguna razon están haciendo ese valeroso esfuerzo a solas, sin un compañero a su lado, entonces más grande será la cosecha que recogerán. Si hacen lo que este a su alcance por ser buena madre, habrán hecho todo lo humanamente posible y todo lo que se espera que hagan.

     Cuando nuestros cabellos se tornen blancos y nuestros hijos ya no esten con nosotras no tendrá importancia el dinero que hayamos ganado, ni tampoco los automóviles que hayamos tenido y ni las casas grandes que hayamos vivido. La pregunta inquietante que acudirá a nuestra mente una y otra vez será: ¿Cómo les ha ido a mis hijos?

     Nuestra vida como madres no siempre será perfecta o glamorosa. Habrá fracasos, sí, habrá desiluciones, tragedias, tristezas, pero en muchos casos serán mucho más las alegrías.¡Basta de ser tan duras con nosotras mismas! Pronto obtendremos nuestro grado universitario que nos dará más oportunidades de proveer a nuestros hijos. Gracias a nuestro trabajo podremos ahorrar y dar un pequeño viaje aunque sea local y compartir con ellos. Añoraremos luego los momentos que estemos con ellos. Después de todo, estamos en el proceso de criar niños y pronto las pilas y pilas de ropa desaparecerán muy pronto y para nuestra sorpresa las extrañaremos profundamente. No hay malas madres cuando se busca proveer lo mejor para nuestros hijos. 

xo, Yulissa

      

1 2 3 4 14