DSC_1518

     Cuando somos madres siempre nos encontraremos con alguien que nos haga muchas preguntas acerca de nuestra vida como mamás. Estas preguntas muchas veces nos pueden hacer enfadar. Somos muy fáciles a juzgar y que nos juzguen. Damos lo mejor de nosotras y aun así nos critian. Qué bonito es el ser madres y qué muchas cosas hacemos por nuestros hijos. Muchas veces no se nos dará las gracias. El ser madres es la posición más criticada.

     Mamá lo estás haciendo mal. “Eso no es así”, “Ay, como eres primeriza”, “No sabes”, “No puedes”, “En mis tiempos no era así”, “Yo lo hice con los míos y están bien”. Son algunos de los comentarios que nos pueden llegar a decir. Muchos son duros en juzgar. Inclusive, podemos llegar a pensarlo hacia nosotras mismas: “Soy mala madre” o “No puedo”.

     Mamá que me lees. Hay muchas maneras de ser madre, no hay solo una manera estandarizada. Lo que hagas, si es con tu mayor esfuerzo lo estás haciendo bien. No tienes que hacerlo como lo hizo tu abuela, madre, mejor amiga o hermana. Cría a tus hijos a tu manera. Lo importante es siempre brindarle lo que es lo mejor para tu bebé. Que lo alimentes, que duerma, que tenga siempre pañales y que tenga algo o a ti que lo calme.

¡Qué importa lo que diga la sociedad de tu desempeño como madre! Mamá, lo estás haciendo bien. Cuando le demuestras tu amor, cuando corres a calmarlo, cuando le enseñas a todos su última travesura, mamá lo estás haciendo bien. Después que tu bebé tenga sus necesidades básicas satisfechas, le brindes tu amor y tu tiempo, estás cumpliendo y lo estás haciendo bien. Después de todo él no andará con un certificado que diga si lo alimentaste con fórmula o leche materna, si dormiste con él o durmió en su cuna, lo que recordarán serán las veces que le diste amor, lo calmaste y que estuviste ahí. Mamá, lo estás haciendo bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *