IMG_1492

     Seguramente hemos escuchado a alguna persona decirnos “Los bebés vienen sin manual”. El cual es cierto por que no recuerdo a ver parido un manual, pero bueno ese no es el caso. Hoy les quiero hablar sobre esa frase y lo que pienso de ella. Yo digo que los bebés sí vienen con manual. El criar un hijo no es tarea fácil y es algo de suma responsabilidad. Es un “trabajo” que debemos tratar con mucha seriedad y no con ligereza. A su vez, es una experiencia hermosa donde cada día uno procura ser mejor madre o padre y también mejor persona. Entonces, ¿Porqué digo que los bebés sí vienen con manual? Son varias las razones por las que pienso así.

     Primero, el momento en que uno se entera que va a ser mamá es una mezcla de sentimientos entre emoción y miedo. Emoción por que tenemos el regalo de tener un hijo  y miedo porque pensamos cómo vamos a cuidar de un bebé cuando uno a penas se sabe cuidar. Yo solía pensar que por lo torpe que soy Maia se me iba a caer. En el momento en que Maia nació ese sentimiento se esfumó. Antes de que Maia naciera lo primero que procuré hacer fue educarme en lo más que pudiera. Cuándo bañarla, cuidado del ombligo, lactancia, artículos necesarios, preparar su cuarto, seguridad con los carseats, qué botella comprar, cuándo introducir sólidos, etc, son algunas de las cosas en las que yo pensé antes de que mi bebé naciera.

     Muchas veces he escuchado “es que como soy primeriza no sé y por eso lo hice mal” y de ahí procede es que los bebés no vienen con manual. Vivimos en un mundo donde la tecnología y la Ciencia avanzan cada vez más. La mayoría de las personas tienen en la palma de su mano todos los días el mundo, osea, el celular. Así como lo utilizamos para Facebook lo podemos utilizar para educarnos antes y después de que bebé nazca. No podemos justificar nuestra inexperiencia de ser madres o padres con no tener información o la habilidad para actuar ante cualquier situación. Yo no tengo la experiencia de una madre de 2 hijos o más pero sí cuento con la información porque he procurado leer mucho.

     Los bebés prácticamente o usualmente tienden a realizar las mismas actividades. Si tenemos dudas sobre algún comportamiento le podemos consultar a una amiga o nuestra madre a ver que piensan al respecto. También, podemos hablar con algún profesional de la salud o con nuestros esposos o papá del bebé. Ahí esta nuestro segundo manual. Aunque muchas veces parece que estamos solas en esto realmente no lo estamos. Siempre aparecerá alguien dispuesto a ayudarnos. Yo si tengo que preguntar algo antes de actuar, lo hago y siempre estoy dispuesta a que alguna amiga me pregunte algo a mi.

     También tenemos los grupos de apoyo. Existen grupos de apoyo de lactancia donde se reunen y aclaran dudas. También hay grupos en Facebook que funjen una función similar. Pertenezco a dos y ahí hay muchas mamás con experiencia y educación dispuestas a ayudar con la más mínima cosa. El internet es un mundo maravilloso si se utiliza correctamente donde une a muchos en un solo lugar.

     Cada mamá es distinta y decide qué es lo mejor para su bebé. Al igual que cada bebé es distinto y nosotras como mamás hay cosas que no las aprendemos leyendo sino practicando. Yo aprendí que Maia dormía mejor a mi lado y lo he puesto en práctica. Otras piensan que esto no debería ser así pero para mi bebé y yo es lo mejor. No estamos solas en esta aventura que llamamos maternidad.

     Los bebés sí vienen con manual. Nuestro primer manual es el internet, segundo, amiga o profesional de la salud y tercero, grupos de apoyo. No confundamos nuestra inexperiencia con falta de información. Podemos no tener la experiencia pero sí la información. “La labor de una madre es ardua y muchas veces no reconocida. Sepan que valió, vale y para siempre valdrá la pena”. Me encanta cuando mi bebé me sonríe, se así que estoy haciendo un buen trabajo.

xo,Yulissa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *